Disponemos de hornos de control de atmósfera de sondas de hidrógeno para realizar nitruraciones gaseosas para el tratamiento de superficies de todo tipo de aceros.

El procedimiento comienza con la introducción de la pieza en el horno  en el que se llena la atmósfera con amoniaco y luego se calienta a temperaturas de aproximadamente 500°C. Esto hace que el amoniaco se descomponga en nitrógeno e hidrógeno; el hidrógeno se separa del nitrógeno por diferencia de densidad y el nitrógeno, al entrar en contacto con la superficie de la pieza, forma un recubrimiento de nitruro de hierro.

Resumiendo la nitruración es el tratamiento de enriquecimiento superficial, con nitrógeno y amoniaco en fase férrica sobre los aceros.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted