Disponemos de un servicio de pavonado para todos aquellos clientes que requieran un acabado específico en cuanto a la mejora de su aspecto físico, así como evitar la corrosión de piezas.

Los aceros pueden pavonarse o colorearse térmicamente como forma de protección frente a la oxidación o simplemente para mejorar su aspecto estético, es decir, como resistencia a la corrosión o simplemente por un puro efecto decorativo.

El pavonado consiste en un proceso donde se calienta el producto haciéndolo pasar por aceite para adquirir el color negro. El revestimiento no aumenta ni disminuye las dimensiones de los metales tratados, por lo que las tolerancias para el ajuste de piezas no se ven afectadas. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted